Restaurante

Descubre los sabores de la Sierra Norte de Sevilla

Cuando entramos en la cocina del Hotel Entreolivos, nos reciben una variedad de aromas y sabores tradicionales de la sierra norte de Sevilla, de la medina de Tánger, de la repostería casera de nuestras abuelas, o de la cocina natural con productos de la huerta de la sierra norte de Sevilla.

Ofrecemos una cocina honesta, sin pretensiones, basada en los productos de temporada, recuperando sabores propios de nuestra gastronomía.

Disfruta de nuestros guisos de caza, setas en temporada, carnes ibéricas, platos de la gastronomía marroquí, cocina natural y cocina de mercado, en nuestro patio encalado, rodeado de  jazmines, buganvillas y geranios…un vergel de inspiración cortijera, donde todo se hace posible.

Horario de apertura: 

Viernes de 20.30 a 23.30 hrs

Sábados de 13.00 a 16.00 hrs y de 20.30 a 23.30 hrs

Domingos de 13.00 a 16.00 hrs

Puentes y festivos de 13.00 a 16.00 hrs y de 20.30 a 23.30 hrs

El resto de la semana sólo atendemos en el restaurante con reserva previa.

Si quieres conocer nuestra carta PINCHA AQUÍ

Nuevo restaurante en Hotel Entreolivos, hotel en la Sierra Norte de Sevilla
Nuevos sabores en restaurante en El Pedroso en Hotel Entreolivos
Nuevo restaurante con encanto en Hotel Entreolivos, hotel en la Sierra Norte de Sevilla
Sabores tradicionales en restaurante en El Pedroso en Hotel Entreolivos

Especialidades

El alma del Restaurante de EntreOlivos está hecha de sabores y colores auténticos.

En nuestro restaurante en el Pedroso, al frente de los fogones, nuestras cocineras, las hermanas Berta y Rocío Perales, nos traen su buen hacer y preparan con sus manos, una selección de platos diseñados para deleitar  los paladares y alegrar el estómago. Ellas hacen una ofrenda de amor con cada una de sus recetas, y por este motivo, estamos seguros de que saldrán felices del restaurante Entreolivos.

Ven a conocernos y disfruta de nuestra cocina en el parque natural de la Sierra Morena sevillana.

“Comer es para mí todo un ritual. No confío en la gente a la que no le gusta comer.”
Gina Gershom